La flor del eucalipto

Laura es un amor de niña, sus papás querían hacer invitaciones para su Primera Comunión muy especiales y que evocaran recuerdos de la infancia. No sabían bien qué elementos florales encargarme.

Un día mientras charlábamos acerca de su dulzura y cariño por la naturaleza y los animales, me contaron recuerdos preciosos donde el árbol del eucalipto era el protagonista

“Cuando era bebé le acariciábamos los pies con las hojas, más adelante las cogíamos para pintarlas y decoraba a sus muñecas con ellas. Qué rápido ha crecido.”

En ese momento lo tuve muy claro, la papelería para la Primera Comunión de Laura debía estar representada por un árbol tan bonito cuyas flores son tan delicadas. Realicé la ilustración con mucha ilusión, disfruté mucho pintando cada una de sus hojas y qué flor tan peculiar!

Una vez más gracias por compartir conmigo momentos tan especiales.

Producto diseñado:
  • Invitación
  • Separador de libro